Big Ben & London Eye
Puente de Londres
London Eye
Torres de Londres noche
Torres de Londres noche

Creative Commons License

" El Museo de Historia Natural de Londres es uno de los más conocidos por la cantidad de especímenes que contiene. Pero sobre todo, por el gran número de esqueletos de dinosaurios que tiene y que hacen las delicias de los más pequeños. Además el museo se encuentra en expansión, asi que pronto nos sorprenderá con nuevas adquisiciones. "

El Museo de Historia Natural es uno de los grandes museos a visitar en Londres, se encuentra en Kensington y se encuentra cerca de otros dos museos el Victoria & Albert Museum y el Museo de Ciencia.

Nace gracias a la escisión del British Museum, cuya colección era tan numerosa que se decide crear un nuevo museo espacializado en historia natural a partir de las piezas que ya tenían. La colección donada por Sir Hans Sloane, como en el caso del British Museum, vuelve a ser la semilla de este nuevo museo.
El núcleo de la colección actual del museo de debe a la donación del doctor irlandés Sir Hans Sloane, que legó plantas secas, esqueletos humanos y de animales....esta colección se alojaba en principio en Montague House, donde se encontraba el Museo Británico, pero la falta de espacio, hizo que a finales de 1850 se buscara un nuevo emplazamiento para la colección de historia natural.

El museo fue construido entre 1873 y 1880 para albergar la colección. Pero legalmente el museo de historia natural permanece como parte del Museo Británico hasta 1963. En 1986 absorbió el cercano Museo geológico.

De todas formas, no es hasta 1992, que recibe el nombre de Museo de Historia Natural y se le considera como un museo aparte y no como un departamento dentro del Museo Británico.

En edificio en el que ahora se aloja tiene una fachada decorada en terracota con el estilo típico de la arquitectura victoriana. Las esculturas que se encuentran en su fachada representan animales y plantas modernos y extintos.

Los techos del interior del museo también están decorados con paneles con distintas especies de plantas pintados en ellos, típicos de la flora británica.

En el museo hay casi 70 millones de artículos donde se puede aprender todo sobre las formas de vida que existen en la tierra hoy en día y las que existieron hace millones de años. También hay una colección de materiales de origen extraterrestre.

Es uno de los mejores museos para visitar con niños, ya que estos disfrutan mucho de los esqueletos de dinosaurios que se albergan en él.
Las cinco colecciones más importantes son las correspondientes a las áreas de: Botánica, entomología, mineralogía, paleontología y zoología. Los recorridos que se hacen por el museo son guiados por científicos que trabajan allí y llevan a cabo sus investigaciones en el museo.

El trabajo de estos científicos, y los conocimientos que nos aportan en las visitas guiadas nos contagian el entusiasmo y la pasión por los descubrimientos que se exponen en el museo.

Una de las atracciones principales, y quizá por lo que sea más conocido, es por el esqueleto de un dinosaurio, en concreto, un Diplodocus, que se encuentra en el gran salón central, a la entrada del museo. Aunque no es el único esqueleto de dinosaurio que podemos encontrarnos allí, también hay esqueletos de mamuts y de un Tyranosaurus Rex.

Se puede considerar un museo prácticamente nuevo, que cuenta con el Centro Darwin, de reciente desarrollo que tiene una colección de cerca de 22 millones de especímenes preservados, materiales interactivos, y nuevos espacios de trabajo. Este es un edificio anexo, moderno que se divide en dos fases. Por ejemplo, la Fase Uno mantiene todo el espíritu y las metas del departamento de Zoología....La Fase Dos tiene previsto aunar las colecciones de Botánica y Entomología bajo el mismo techo, esta parte del edificio no se inagurará hasta el 2009.

Una de las características del Centro Darwin es que siendo fiel a lo que va a exhibir, y ya que es el mundo natural lo que le concierne, esta realizado con materiales reciclados, y respetuosos con el medio ambiente, haciendo uso de energías limpias para llevar su funcionamiento.

El museo de Historia Natural también expone modelos a tamaño natural y réplicas de otras especies.

Otro de los proyectos es exhibir los restos y huesos de la ballena que quedó atrapada en el Támesis el 20 de Enero del 2006.

El Museo de Historia Natural se encuentra en contínua expansión, próximamente se inagurará un anexo del mismo, el Centro Darwin, donde podremos ver muchísimas más especies de la fauna y flora.
Lo más probable es que la ballena pase a formar parte del área de grandes especímenes, donde ahora se encuentra en una posición prominente la exhibición de Archie....un calamar gigante de 8 metros de largo.

A nivel científico una de las mejores zonas es el "Terracota Tour", donde veremos la impresionante colección de fósiles que tienen.

Este museo es ideal no sólo para los amantes de la ciencia, sino también para los niños, muchas de las zonas en las que el museo se divide están pensadas para ellos y el museo cuenta con distintas áreas de descanso, donde se puede comer, podemos elegir entre restaurante, cafeteria, o zonas más informales para comer o beber algo durante la visita.